loader-logo

Dior colección crucero 2023: ¿Un intercambio cultural basado en el respeto?

El pasado 16 de junio Maria Grazia Chiuri presentó la colección crucero 2023 de la ´Maison´ parisina en Sevilla. Así como les mencionamos en otro artículo (Leer: Colecciones crucero Chanel, Louis Vuitton y Gucci: ¿En qué se inspiraron?), normalmente eligen destinos increíbles para presentar sus colecciones y así, introducirnos a un mundo fantástico a través de la colección.

En esta ocasión, el destino fue Sevilla, España. El mismo día que se celebraba la fiesta católica, el Corpus Christi, donde los invitados también pudieron disfrutar de esta festividad durante el día. Durante la noche, La Plaza de España fue el escenario para la colección con más de 500.000 flores rojas, con música y baile flamenco encabezado por Belén López y El Yiyo. Este esplendor poético rinde homenaje a la cultura andaluza y nos invita a celebrar por todo lo alto, después de dos años de pandemia.

La locación, la puesta en escena, el desfile y las piezas de la colección fueron aclamadas por la prensa como un evento histórico. Personalmente, pienso que Dior nos dio un ejemplo importante de buenas prácticas en la moda y a la vez una reivindicación sobre su reputación, ya que si recordamos, Maria Grazia fue acusada de apropiación cultural en otros desfiles. Más adelante en este artículo profundizaremos sobre esto.

Hablemos de la inspiración…

Detrás de la historia de la marca, podemos ver que el fundador Monsieur Christian Dior, tenía una relación con España, concretamente con Andalucía, en la década de 1950.

No es la primera vez que la firma estrecha lazos con España a través de sus colecciones, el propio Christian Dior presentó en 1954 un vestido que llamó «Noche de España» en 1954, dos años más tarde nombró a otro «Baile en Sevilla». 

Rafael Muñoz para RTVE

Es por eso que no es de sorpresa que se escogiera Sevilla como locación y como inspiración para crear una colección. Además, Maria Grazia Chiuri, continuando con su concepto de feminismo en todas sus creaciones, tomó como símbolo a Carmen Amaya, una bailarina de flamenco reconocida por romper los esquemas tanto del baile flamenco como el de la vestimenta, al utilizar pantalones y divulgarlo a nivel mundial.

«La artista Ángeles Vila Tortosa ha hecho varios carteles que han decorado la ciudad y en ellos se ve a Carmen Amaya junto a palabras como Embrujo, Fuerza y Empoderamiento» 

Maria Grazia Chiuri
Trabajo de la artista Ángeles Villa Tortosa

¿Cómo fue la colección?

«Embrujo, Fuera y Empoderamiento» son las tres palabras claves para esta colección crucero, en donde vimos mucho del el arte ecuestre y los vestuarios de flamenco. Una mezcla entre masculinidad y feminidad, desde atuendos de jinetes (sombrero, top y pantalón ecuestre), encajes y faldas con mucho volumen, escote bardot, chales de manila, denim en denim, logomanía y cuero. Los colores que resaltaron fueron el blanco, negro, rojo y amarillo.

¿Por qué este desfile fue un ejemplo de prácticas correctas en la moda?

Si bien recordamos, la colección pre-fall 2017 de Dior, fue objeto de polémica por crear piezas muy similares a los diseños característicos de rumana de Bihor, entre ellas un chaleco bordado típico de la región. Los artesanos rumanos se sintieron totalmente ofendidos por no ser reconocidos y además, por vender esa «copia» en 30.000 euros.

De los errores se aprende y para esta colección, Maria Grazia Chiuri, directora creativa de la casa francesa desde 2016, no se limitó nada más en inspirarse o copiarse de elementos más típicos de la indumentaria andaluza y decidió trabajar con los artesanos más importante de la ciudad, tanto para la decoración, las prendas y para los accesorios.

Entre algunos de los artesanos colaboradores estaban: los sombreros de la firma sevillana Fernández y Roche, la Orfebrería Ramos, especializados en repujado y encargados de una línea de joyería, la firma Ángeles Espinar, con una larga tradición de mujeres que bordan mantones de manila, quienes desarrollaron una serie de bordados con detalles exclusivos diseñador por Dior y finalmente, la histórica firma valenciana Abanicos Carbonell, la cual creó los abanicos de encaje que muchas de las modelos llevaban. 

Fuente; IG Angelesespinar

Una práctica correcta es hacer esto, colaboraciones creativas entre las comunidades de origen y las marcas reconocidas para brindar reconocimiento internacional y beneficio económico en ambas partes.

El impacto económico directo del desfile de Dior en promoción y comunicación de la ciudad de Sevilla supera los 100 millones de euros, a lo que hay que sumar el impulso que supone para la moda y la artesanía local al colaborar en este evento internacional celebrado anoche.

Así lo ha asegurado este viernes el alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz

Así que sí, se podría que fue un desfile hermoso, bien planificado y con un homenaje cultural, hecho desde la responsabilidad y el respeto. Esperemos que esto se mantenga así y sirva como ejemplo para otras marcas.

1 Points