loader-logo

Story Time: Lost in translation (Parte I)

¿Te ha pasado que ves una película y dices wow me identifico demasiado con el personaje principal? Pues así me pasó con Charlotte (interpretada por Scarlett Johansson) en la película  “Lost in translation” por Sofia Coppola.

Si no han visto esta joya… pues se la recomiendo.

Para ponerlos en contexto, Charlotte es una joven americana que se hospeda en un hotel en Tokyo, Japón y que fue a acompañar a su esposo en un viaje de trabajo. El punto es que esta chica pasa la mayoría del tiempo sola en el hotel y se encuentra un poco perdida, siente que no sabe ni quién es ni qué quiere. En la mayoría de la peli se transmite esa desorientación, soledad y no precisamente porque se encontraba en un país desconocido, con otra cultura e idioma.

Algunos dirán: Ana que horror… ¿Por qué te identificas con ella? Pues algunos de nosotros tenemos momentos en nuestra vida donde nos sentimos desconectados y perdidos.

Les comienzo a explicar…y disculpen si este post se divide pero tengo mucho que contar.

Aunque muchos no lo sepan… yo comencé en el mundo del blogging en 2014.

Estaba estudiando Comunicación Social en Venezuela y recuerdo que en una tarde de ocio, descubrí algunos blogs de moda como The Blonde Salad, Song Of Style, Oracle Fox (un blog dedicado a fotografías de moda editorial) y por último, el blog de la venezolana Daniel Ramirez, conocida como Nanys Klozet.

Yo podía pasar horas leyendo blogs y me parecía una idea súper buena para expresar tu estilo o lo que sea que quieras hablar. Desde ese momento, se me metió la idea en la cabeza: “Ana esto es algo que tu puedes hacer, siempre te ha gustado la moda y estás justo estudiando una carrera que te permite aprender a través de la experiencia de tener un blog”. 

Recuerdo que hasta yo estaba en una pasantía en una agencia de publicidad y yo no veía la hora de terminarla para comenzar mi nuevo proyecto (al parecer le huyo a todas las oficinas).

Una vez que ya estaba libre para dedicarme a esto, recuerdo que me senté horas con mi hermana pensando en el nombre del blog y cómo iba a ser el diseño de la página. 

De alguna forma, llegamos al nombre de Life En Boga ¿Por qué ese nombre? Primero porque yo quería una mezcla de inglés y español ya que mi intención era escribir en los dos idiomas (lo cual lo hice en la mayoría de los posts) y segundo, porque ese nombre representaba que yo iba a hablar de moda, pero a través de mi vida.

Finalmente, creé mi página (creo que para ese momento usé Wix, un creador de páginas gratis y súper fácil de usar) y cuando escribí mi primer post, fue con la mayor diversión. Recuerdo que fue sobre las tendencias de moda de ese verano y me gustaba que eso me impulsara a investigar sobre un tema que me apasionaba.

El punto es que tengo muy vivo el recuerdo de que mientras hacía eso estaba muy feliz, era como mi espacio para ser yo misma, divertirme y hacer algo por mi propia cuenta.

Después de unos años, no sé dónde se quedó esa felicidad de crear contenido ¿Las dificultades de la vida? Puede ser. Terminé la universidad y me tocó crecer de muchas maneras.

Comencé a ser poco constante con el blog y creo que fue porque me fui de Venezuela y por más que sea, ese cambio me afectó. Al punto de que esa depresión leve que yo tuve desde Venezuela, se puso más intensa al llegar a Argentina. Creo que el estar sola con mi hermana, lejos de mi familia y no conseguir trabajo, me consumió y bajo un montón mi confianza.

Recuerdo haber escrito un POST sobre esto, abrirme ante ustedes y recibir un tremendo feedback que me hizo darme cuenta que no era la única con esa situación.

Y OJO yo les digo que sentía que era inconstante con el blog y la verdad no era tan así. Es una tendencia- que tengo que corregir- de ser muy dura y crítica conmigo misma, porque si yo me pongo a ver en retrospectiva hice bastantes cosas tanto en Venezuela como en Argentina: entrevistas a diseñadores, reseñas a eventos, muchas sesiones de fotos y fashion films con estilismo hecho por mí, videos en YouTube y mucho más.

Cuando conseguí trabajo, digamos que mi situación podía estar mejor pero recuerdo dejar el blog atrás, una vez más. Lo que sucedía con cada trabajo que conseguía era que sentía que no me llenaban por completo, mi cabeza estaba siempre llena de frases como: “Esto no es lo que quiero para mi vida, me siento estancada, no sé lo que quiero, etc”.

Entonces el año pasado como muchos saben, yo dejé mi trabajo primordialmente para dedicarme 100% al blog pero la verdad me costó muchísimo retomarlo. No sé si tenía que ver con mi confianza pero no me sentía lista para retomarlo.

Con las vueltas que da la vida, cumplí con el sueño de estudiar en otro país (como les conté en el storytime anterior) y realmente fue una de las mejores experiencias de mi vida, pero cuando volví a Argentina, me sentía totalmente perdida.

La mayoría de mis familiares y amigos me preguntaban “Y ahora que volviste a Argentina… ¿Qué vas a hacer?” pero no tenía ni la más mínima idea. El escenario en mi cabeza era el siguiente: no sé si quiera aplicar a un trabajo en Comunicación Social porque ya no se si me apasiona, no sé si quiero continuar con el blog porque ya se demostró que soy demasiado inconsistente, además que en todos estos años no he logrado éxito como otras bloggers y la verdad no sé quién soy y qué quiero con mi vida.

UFF estaba en un limbo profesional que me causaba demasiada ansiedad (“heavy stuff” todo eso que tenía en mi cabeza).

Creo que en algún momento me imaginé que viajando al exterior iba a conseguir respuestas y que cuando volviera iba a estar muy clara del siguiente paso a tomar. Pensé que podía conseguir mis respuestas en los demás y en el exterior.

Pero no, al final lo que necesitaba era darme un poco de tiempo para re conectarme. Todas las respuestas estaban en mi interior. 

Comencé a ir a una nueva psicóloga para entenderme y luego de varias sesiones de terapia me recomendó ver a una terapeuta vocacional. La verdad jamás pensé que iba a llegar a esas instancias pero no les exagero que me sentía muy perdida y necesitaba una persona que de manera objetiva me guiara a descubrir qué quería realmente.

Después de muchas terapias finalmente descubrí lo que quería…

CONTINUARÁ…

¡Comenta si te ha pasado lo mismo!

3 Points


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.